Por cada una de ellas

Después de casi una semana, quería publicar algo que tenía en alguna libreta de esas que siempre van conmigo.  Hoy revisando, encontré algo de lo que no me siento muy orgulloso, no por el contenido, sino por el tema del que trata.

No acostumbro a explicar lo que escribo, cada uno es libre de interpretar lo que quiera, pero en este caso me parece apropiado. Parece que la violencia de género se está asentando en nuestras vidas y todavía hay muchas personas que lo justifican con algún comentario vergonzoso. Todavía quedan personas así y parece muy complicado que esto cambie a corto plazo.

Ciego de ver lo mismo,

Sordo de oír problemas,

Cansado de correr,

De intentar huir

Hacia algún sitio

Donde todo sea igual,

Sin diferencias.


Todavía merece la pena luchar

En este mundo oscuro 

Lleno de órdenes que alejan 

El dolor causado.


Las banderas lucen a media asta,

No hay minutos de silencio que 

Ordenen las vidas rotas

Que se enzarzan en tristes legalidades.


Brindemos algún día 

Por la vida,

Que sólo haya minutos de alegría

Y las astas, se vistan 

Para esa ocasión.


Que el tiempo corra

Y solo lloremos de risa,

Que el miedo solo sea un mito,

Que embarguen a la muerte

Cada una de las vidas 

Que algún día,

Algún trozo de carne

Arrebató.


Redes

Paseando entre las calles estrechas

Que llegan al puerto, 

Hablando de nuestros besos, 

Bebiendo de nuestro amor

Y construyendo vida y media.


Puede que cualquier día se nos junten

Los labios, otra vez bajo la lluvia,

Miraremos al horizonte que 

Se esconde tras tu esquiva mirada.


Quiero volver a verte 

Sentada en las escaleras 

Que van a parar al mar,

Llena de salitre y algas

Que sumergen el punto 

De vista en el puerto de Redes.

La M.O.D.A – 1932

Hoy quiero escribir sobre una canción que llevo muchísimo tiempo escuchando y creo que nunca me voy a cansar de ella.

Se llama 1932  y es de La Maravillosa Orquesta del Alcohol ( La M.O.D.A ).

Si queréis escucharla, lo podéis hacer aquí.



​Dentro del álbum llamado ¿Quién nos va a salvar?, nos encontramos canciones increíbles, de las qué destaco sobre todo: Vasos Vacíos, Nómadas, La Cuerda Floja -con el gran Quique González-, Nueva Orleans, Gasoline… aunque podría nombrarlas todas, ya que me parece un disco con una fuerza y una vitalidad, que a mí, no me dejó indiferente.
La canción empieza con una guitarra a la que se le van sumando un saxofón y un acordeón increíble, además de los típicos instrumentos de cualquier grupo, batería, bajo…

Los instrumentos que más destacan son el acordeón y el saxo. También nos escuchamos un banjo, qué también suena muy bien. Son tres instrumentos que me encantan y me vuelve loco el sonido que tienen. Encajan a la perfección en esta canción y la hacen muy amena.

Creo que son los instrumentos más indicados para un disco de esta categoría, en el que creo, transmiten una cercanía al oyente increíble.


David Ruiz, el arrista que pone voz a este grupo, tiene una voz especial y algo “rota” que con cada sílaba que pronuncia hace que se cosan las heridas de cualquier pena que puedas sentir.

“1932” me parece un reflexión y una visión del pasado preciosa, tiene frases que harían descongelar al mismísimo Walt Disney.

La melodía y la letra te teletransportan a 1932 y lo hace muy bien.

Es como un relato de nostalgia y cariño en una época en la que personas queridas se separan por diversos motivos y tienen que buscarse la vida fuera para algún día volver con la incertidumbre de si esas personas que algún día dejan atrás, seguirán esperando.

En fin, creo que es una descripción tan real, que por un momento me vi surcando mares y dejando botellas con mensajes a la deriva, siendo un privilegiado y volver para contar las miles de historias.

Decir que tiene grandes frases, entre ellas destaco dos: -De lo que fui solo queda, hueso y carne- y -Recuerdo lo que me dijo mi abuelo aquella mañana: Se puede perder la vista pero nunca la mirada-.

Hay frases muy buenas en gran cantidad de canciones, pero en esta se transmite todo, llega muy dentro y te hace pensar en la cantidad de cosas que podemos no saber de gente importante que tenemos más cerca de lo que creemos y si no se aprovecha, no sabremos nunca nada tan grande como esta preciosa canción.

La mitad de mis palabras

Hoy quiero compartir algo que escribí no hace mucho y creo que hoy es un buen día.

¡¡Muchas Felicidades!!


Eres el sol que enciende mi amanecer,
La luna que pausa el transcurso del día,
El mar de mi ancla, las vías de mi tren.

Eres la luz de mi día, la risa de mis penas
Y el llanto de mis alegrías,
La tierra de mis raíces, la sombra de mi vida, esa que siempre me acompaña, 
La que no hace más que mirarme.

Te quiero, porque​ siempre somos uno,
Por dejar que me acomode 
En las alas de tu pecho,
Por abrirme camino 
Entre la maleza urbana.

Si algún día me pierdo, seguiré mi sombra,
Siempre estarás conmigo, más cerca 
De lo que siempre pensé, te buscaré 
Y te seguiré queriendo, pase lo que pase.

Presentación

Antes de nada me gustaría presentarme, mi nombre es Enrique Quintas, aunque prefiero Quique, me parece menos serio.

Tengo 26 años, estudié un ciclo de cocina y actualmente estoy cursando un ciclo superior de desarrollo de aplicaciones web. Se que alguno pensará: No tiene nada que ver la cocina con la tecnología y efectivamente, estaréis en lo cierto.

Dejando a un lado todo esto, os voy a contar un poco sobre lo que tengo pensado para el blog.

Me encanta la música y creo que sin ella sería muy difícil hacer tan llevadero mi día a día. 

También me encanta la poesía, leer y escribir, así que, decidí empezar esta aventura para poder compartir lo que escribo, tanto poemas como opiniones de las canciones que escucho con  alguien que no sea tan cercano a mi.

Antes de acabar, tengo que dar las gracias a mi pareja y a dos grandes amigos que han sido los que me animaron a empezar con esto.
Y ahora si, para acabar, decir que intentaré que sea lo más ameno posible y espero que os guste.