La bahía de los sueños

​Mi noche se vuelve loca

Pero aún hay cartas para jugar,

Recuerdo mis labios mojados,

De cualquier licor,

En cualquier cantina.


Aún puedo decir que existo,

Puedo seguir fumando

Y dibujar barcos con el humo

De cualquier cigarro mojado.


Podemos seguir leyendo,

Y comernos a versos

De García Montero,

Amándonos más y 

Queriéndonos mucho menos.


Todavía es pronto, 

Aún podemos ver

Amanecer en la barra de labios

Con la que dibujas en 

Mi espalda los besos

Que perdimos en aquellas

“Habitaciones separadas”.

Atardecer
Atardecer
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s